PRIMEROS AUXILIOS 

 

Comidas para Evitar (Perros)

Algunas de estas comidas pueden causar problemas digestivos ligeros, otras enfermedades graves o incluso la muerte. Los siguientes alimentos comunes no deben ser alimentados (intencionalmente o no) a los perros.

Bebidas alcohólicas- Intoxicación, convulsión, bajo nivel de azúcar en la sangre, artritis, coma y hasta la muerte.

Aguacate- Vómito, diarrea.

Huesos de pescado, pollo o carne- Puede causar laceraciones en el tracto digestivo.

Chocolate, café, tea y productos con cafeína- Vómito, diarrea, puede ser tóxico al corazón y sistema nervioso

Uvas, pasas- Contienen toxinas que puede dañar los riñones.

Nuez macadamia- Afecta los músculos, el sistema digestivo y sistema nervioso.

Leche y derivados- Puede causar diarrea.

Champiñones- Puede contener toxinas que afectan varios sistemas del cuerpo que pueden causar shock y resultar en la muerta.

Cebolla y ajo- Pueden dañar los glóbulos rojos y causar anemia.

Hueso de durazno y ciruela- Puede obstruir el tracto digestivo.

 

Preparación para Desastre Natural

Estar preparado para un desastre natural puede ser la diferencia entre la vida y la muerte de tu animal de compañía. Terremotos, inundaciones, huracanes, tornados, son solo algunos de las situaciones que puedas enfrentar con tus animales.

 

Hay muchas cosas que puedes hacer para preparar para cualquiera de estas situaciones.

  1. Hablar con tu médico veterinario de confianza sobre cómo planear para estos eventos.

  2. Crea un kit de evacuación y de primeros auxilios.

  3. Checa todos los kennels y transportadoras de tus animales para asegurar que están en buenas condiciones.  Además asegura que en estas transportadoras venga esta información: tu nombre, tu teléfono, dirección, una descripción de tu animal de compañía, nombre de tu animal, microchip o número de tatuaje, y el nombre, número y dirección de un contacto de emergencia si no estás en casa.

  4. Tener placas de identificación para todos tus animales. Estas placas deben de incluir tu nombre, el nombre de tu animal de compañía, tu teléfono, tu dirección, un número de emergencia. Si es posible, incluye el teléfono y nombre de tu veterinario de confianza.

  5. Haz copias de los documentos importantes de tus animales (cartilla, historia clínica, etc.)

  6. Crea un paquete de identificación. Esto incluye certificado de adopción o compra, fotos actuales del animal (también incluye algunas fotos del animal contigo). No olvides tener copias de carteles de animal perdido, por si se llega a extraviar tu animal en un desastre natural.

  7. Crea un plan de evacuación para todos los tipos de desastre que puedan ocurrir en tu área local.

  8. Crea una lista de hoteles en tu área que acepten animales de compañía.

  9. Crea una lista de hospedaje para animales: veterinarias, albergues, hoteles para animales que puedan aceptar animales en caso de emergencia.

  10.  Organiza un área de evacuación o albergues de emergencia para tu familia y tus animales.

  11. Crea una lista de contactos; vecinos, amigos, veterinarios.

  12. Identifica fuentes alternativas de agua y comida.

  13. Mantén tu vehículo siempre lleno de gasolina. 

  14. Mantén dinero de emergencia a la mano.

  15. Pega calcomanías de “En caso de emergencia, salva a mis animales” con contacto de tu veterinario y tu información personal en ventanas y puertas de la casa. Esto ayudará informar a rescatistas, bomberos, vecinos o cualquier persona que pase por el área donde está tu kit de evacuación, kit de primeros auxilios, cuántos animales tienes y donde están. 

 

Con algunos desastres naturales, es posible que tengas alguna advertencia y tiempo para planificar. Si es así;

Llama para confirmar tu espacio en albergues para tu familia y tus animales o reservación

Contacta a tus familiares para confirmar cuál será el punto de reunión.

Mete a todos tus animales de compañía dentro de hogar, no trates de cargar a tu animal de compañía en un desastre, mejor mete el animal a una transportadora para asegurar su seguridad y la tuya.

Checa tu kit de evacuación y kit de primeros auxilios.

Checa que todos tus animales traigan sus collares con placas de identificación puestos.

Evacua temprano, para asegurar poder llevar a tus animales.

Pide apoyo de vecinos en alimentar y cuidar a tus animales en caso de que no estés en casa en situación de desastre. Esta persona debe tener una llave de tu casa, conocer a tus animales, saber dónde está tu kit de primeros auxilios y saber cuál es tu plan de evacuación. También te sugerimos incluir una forma de autorización médica para esta persona para poder llevar a tus animales al veterinario si es necesario.

 

Si tienes que dejar a tu animal en casa durante un desastre te recomendamos;

Aislarlo en solo un cuarto de la casa.

Deja mucha comida y agua.

Si puedes, visita a tus animales diariamente.

 

Kit de Primeros Auxilios:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Toalla o cobija

Puede ser indispensable para cargar un animal herido, también puede servir para aplicar presión en una herida y parar el sangrado.

 

Espray desinfectante

Esta parte crítica de tu kit es de multiusos para cualquier herida exterior.

 

Venda auto adherible

Si tu animal de compañía sufre de una laceración o lesión grave se puede cubrir con la venda después de usar el desinfectante. Este tipo de venda no se queda pegada al pelo de tu compañero.

 

Gasas

Para usar en limpieza y heridas.

 

Crema Cortisona

Sirve para reacciones alérgicas en la piel y picaduras de insectos.

 

Cinta de primeros auxilios

Para mantener gasas en un lugar.

 

Tijeras pequeñas

Te servirán para cortar vendaje, gasa, ropa y pelo si es necesario.

 

Solución para lavado de ojos y lavado de oídos

Si tu animal se le llega a meter algún contaminante al ojo u oído, le puede causar picazón, ardor o algo peor. El lavado con una solución puede ayudar a limpiar o remover material en los ojos u oídos. 

 

Collar Isabelino (collar de cono)

Si tu animal tiene alguna lesión grave en su cuerpo o algún problema con sus oídos u ojos, probablemente se tratará de rascar o lamber el área. Uno de las mejores maneras de evitar esto es con un collar isabelino. Este collar no dejara al animal morder, lamber o rascar la herida.

 

Bozal

Hasta el perro más tranquilo puede reaccionar de manera reactiva cuando está herido. El bozal no solo te protegerá a ti pero a la seguridad de tu perro.

 

Correa

La correa es una herramienta indispensable para tener en tu kit. Tú ayuda a controlar a tu perro en momentos de estrés, miedo o confusión.

 

Peróxido de hidrógeno

Si tu animal consume veneno y no tienes manera de llevarlo al médico veterinario. Dependiendo del tipo de veneno, induciendo el vómito puede ser una táctica importante hasta que puedas llevarlo con un médico. Una manera segura y efectiva de inducir el vómito es hacer que tome peróxido de hidrógeno. Pero, no asumas que esto es la solución para cualquier situación. Lo mejor es hablar directamente con tu médico veterinario de confianza para recibir recomendaciones de cómo manejar la situación de la manera más adecuada.

 

Registros Médicos

Todos los registros que tengas sobre tu animal de compañía (historia clínica, cartilla de vacunación).

 

Con este kit, estarás preparado para ayudar a tu animal en algunas de las situaciones más peligrosas que puedas pasar.

Es importante recordar que la primera opción siempre debe de ser visitar o consultar con tu médico veterinario si es posible. Este kit te puede ayudar a remediar una emergencia hasta que puedas llevar a tu animal con un veterinario.

 

Emergencias Médicas

Cuando ocurre una emergencia médica toma el tiempo de evaluar la situación antes de actuar.

Recuerda que tu primera opción debería de ser llevar a tu animal a un médico veterinario en caso de emergencia, y estas situaciones solo sirven como un remedio inmediato antes de traslado a tu médico veterinario para recibir tratamiento adecuado.

Recuerda manejar a un animal enfermo o herido con mucha precaución. Hasta el animal más tranquilo puede morder en pánico o miedo. Mantén tu cara lejos de la cara del animal para tu seguridad y la de ellos. Habla con voz tranquila y si es posible acaricia a tu animal lejos de la herida. Si lo tienes que transportar al animal y las heridas son graves es preferible ponerle bozal (si no tienes uno a la mano puedes hacer uno con una venda). Si tu animal es pequeño, envuélvelo en una toalla o cobija para transportarlo. Animales más grandes se pueden transportar en camilla o superficies planas como una tabla.

Mantén una lista de números importantes en caso de una emergencia. Esto debe de incluir el número de tu veterinario, clínicas de emergencias, y teléfonos de contactos de emergencia si no te encuentras en casa.

En caso de estas emergencias

 

Cómo cargar a un animal herido

Si el perro es pequeño

  1. Agárralo del collar o cuello con una mano. Coloca tu otra mano sobre su espalda y alrededor de su cuerpo. Cargarlo lo más cerca de tu cuerpo posible.

 

  1. Si el perro es grande coloca un brazo debajo de su cuello sosteniendo su cabeza en la curva de tu brazo. Asegúrate que puede respirar el animal.

  2. Coloca el otro brazo debajo del estómago del animal y levanta con ambos brazos.

 

Como hacer un torniquete

Un torniquete es una manera de detener la circulación de la sangre. Esta opción debe ser la última que usas y raramente se debe de usar (solo en casos muy graves).

Un torniquete es muy peligroso y solo se debe de usar si la herida está en la cola o pata o puede ser fatal. Una tela o vendaje de más de 5 centímetros de ancho se debe de envolver en el miembro dos veces y anudada. Un palo corto o algo similar (como un lápiz o una pluma) se debe de también amarrar en el nudo. Usa el palo para apretar el torniquete hasta que pare de sangrar. Amarra el palo en el torniquete y anota el tiempo para poder liberar el torniquete cada 20 minutos por 15-20 segundos antes de amarrarlo otra vez.  Recuerda que un torniquete solo se debe usar como última opción.

 

Como hacer una camilla

  1. Empieza con una superficie plana y dura como una tabla.

  2. Apoya lo más que puedas de su cuerpo en ti antes de mover al animal a la camilla.

  3. Pon tres cuerdas o algo similar debajo de la camilla a igual distancia cada una, pero ninguna cerca del cuello del animal.

  4. Amarra al animal a la tabla.

  5. Transporta el perro al veterinario.

 

Si no tienes una tabla o similar, usa una cobija.                                                                   

1. Coloca una mano debajo del pecho del animal y otra mano bajo su trasero. De ahí, con cuidado muévelo sobre la cobija.

2. Transporta al animal al veterinario.

 

Situaciones Comunes

Quemaduras

            Químicas: Ponle bozal al animal. Enjuagar la quemadura con muchas cantidades de agua.

Severas: Ponle bozal al animal. Rápidamente aplica compresas frías.

 

Asfixio

            Síntomas incluyen: Dificultad en respirar, manoseo excesivo a la boca, sonidos de asfixió al toser o respirar, lengua o boca con color azulado o morada.

            Ten precaución. Animales en agonía son más probables a morder en pánico o miedo.

            Si el animal un puede respirar, mantenlo tranquilo y llévalo con tu veterinario.

            Asómate en la boca del animal para ver si hay algo algún objeto atorado. Si ves un objeto trata de sacarlo cuidadosamente con pinzas. No tomes mucho tiempo en hacerlo, si está muy complicado llévalo inmediatamente al veterinario.

            Si no puedes quitar el objeto o tu animal colapsa, coloca las dos manos en ambos lados de las costillas y aplica presión rápida y firma. La idea detrás de esto es expulsar el aire de los pulmones y no dejar que entre más un objeto. Sigue repitiendo hasta que salga el objeto o hasta llegar al veterinario.

 

Convulsiones

            Mantén a tu animal lejos de objetos. No trates de restringir el animal.

            El tiempo de convulsión es normalmente de 2 a 3 minutos.

            Después de que la convulsión acaba, mantén tu animal lo más tranquilo y caliente posible y contacta a tu veterinario.

 

Shock

            Síntomas incluyen: pulso débil, respiración rápida, ojos aturdidos

            Usualmente es causado por heridas severas o situación de miedo o estrés severo

            Mantén a tu animal restringido, tranquilo y caliente. 

            Si el animal no está consciente, mantén la cabeza a nivel con el resto del cuerpo.

            Transporta a tu animal inmediatamente al veterinario.

 

Fracturas

            Ponle bozal a tu animal.

            Acuesta a tu animal en una superficie plana.

            Al transportar tu animal, usa un camilla, puedes usar una tabla u otra superficie plana para eso. O puedes usar una cobija o tapete para esto también. No pongas presión en el pecho del animal para transportarlo.

            Puedes tratar de fijar la fractura en casa, pero recuerda que un trabajo mal hecho puede causar más mal que bien. Si no estás seguro es mejor dejar la fractura como esta y llévalo al veterinario.

 

Golpe de Calor

Nunca dejas a tu animal de compañía en un carro en un día caliente, ¡ni con la ventana abierta! OJO, no uses agua muy fría para tratar de bajar la temperatura, el cambio en temperatura drástico puede tener efectos adversos.

Síntomas: Lengua color rojo fuerte, encías rojas o pálidas, respiración rápida, saliva espesa y pegajosa, depresión, debilidad, mareo, vómito, diarrea, shock, coma

            Si no puedes llevar al animal al veterinario inmediatamente, muévelo a un área sombreada fuera del sol directo.

            Coloca una toalla mojada en el cuello o cabeza del animal (sin cubrir la nariz, ojos o boca).

            Quita la toalla escuela y vuélvela a mojar para colocarla sobre el animal una vez más, repite cada 3  minutos.

            Prende una manguera con agua para mover el cuerpo del animal (especialmente el abdomen y entre las patas traseras) y usa tus manos para masajear las piernas del animal y empujar el agua del cuerpo.

            Lleva al animal con un veterinario lo más pronto posible.

 

Sangrado: Interno

            Síntomas incluyen sangrado de la nariz, boca, recto, tos con sangre, sangre en la orina, encías pálidas, colapso, pulso débil y rápido

            Mantén a tu animal lo más caliente y tranquilo posible y transporta directamente al veterinario.

 

Sangrado: Externo

            Ponle bozal al animal.

            Presiona una gasa gruesa y limpia sobre la herida. Mantén la presión sobre ella con tu mano hasta que la sangre se empieza a coagular. Esto se puede tomar varios minutos. Mantén la presión por mínimo 3 minutos y luego checa si sigue sangrando.

            Si el sangrado es severo y está en las piernas, aplica un torniquete (usando una banda elástica o gasa) y aplica un vendaje sobre la herida y presiona. Afloja el torniquete cada  15 a 20 minutos por 20 segundos. Lleva a tu animal al veterinario inmediatamente, ya que el sangrado severo puede ser mortal.  

 

Rescate Animal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si rescatas un animal en la calle y quieres valorar su estado de salud físico antes de llevarlo con el médico te recomendamos checar:

Encías: Algo importante  que checar es el color de las encías. Encías rosas y negras son normales. El color de las encías te puede ayudar a valorar si el animal padece de anemia, encías muy pálidas son una señal de esto. También hay un examen de llenado capilar que se puede hacer para valorar esto. Para hacer este examen presiona la encía con un dedo y mide cuánto tiempo se tarda regresar el color de las encías, esto es un indicador de cómo fluye la sangre en los tejidos, un tiempo normal es de 2 segundos o menos.

Nariz: Aquí debes de checar si hay secreción (notar el color). También es importante checar si está muy mojada o seca la nariz. Una nariz normal debe de estar húmeda.

Ojos: Ojos normales son responsivos, despojados, luminosos. Secreción, úlceras y nubosidad no es normal.

Oídos: Primero que nada checa si los oídos están inflamados. También deberías de checar si hay olor o secreción.

Abdomen: Checa si esta inflamado.

Pelo: Checa si hay pérdida de pelo, y si es así, checa n donde y de qué forma (en forma circular, en que partes del cuerpo).

Piel: Aquí puedes evaluar si hay deshidratación de esta forma: jala hacia arriba a piel del pescuezo y libra. La piel de un animal hidratado debe ser elástica y regresar a su lugar rápidamente. La piel de un animal deshidratado se queda tiesa o toma mucho tiempo en regresar a su lugar.

Vulva o Pene: Se debe de checar por secreción e inflamación.

Cola: Checar debajo de la cola cerca del ano para ver si hay huevecillos o larva de parásitos. Pueden ser blancos, del tamaño de un grano de arroz.

 

Además te recomendamos tomar nota de todo lo que ves y hacer un tipo de historia clínica para informar al veterinario al visitarlo.